P R E S E N T A C I Ó N    P o e s í a (de Carlos León Liquete)    SOBRE (y contra) EL ARTE     P O e S í A v I S u A L     J e s ú s B u e n o    de N A D I E (Punk)    COLABORACIONES - Amigos    Actualidad    c o n t a c t o   

La PÁGINA de
N A D I E
Fragmentos de Rendición de Espíritu de JUAN LARREA





La RENDICIÓN DE ESPÍRITU de Juan Larrea.



Mientras seguimos la labor de estudio y lectura gustosa y atenta de la imprescindible obra del poeta Juan Larrea - estudios que esperamos poder presentar en esta misma página en forma de 'estampa' con diversos artículos e informaciones- seleccionamos algunas citas del ensayo Rendición de espíritu que Larrea publicó en dos volúmenes en 1943 en el exilio de México, en Cuadernos Americanos, siendo secretario de la misma revista. En él, identifica a la España republicana vencida con Cristo y su calvario, afirmando la centralidad del caso español para la comprensión del desenvolvimiento histórico -y del Verbo, en su lenguaje-. La crucifixión (derrota y represión) de la España popular y su trasvase-exilio a América, anuncian el mundo nuevo que superará el dominio de la Iglesia sobre la tierra.

Es totalmente sintomático de la realidad cultural y literaria de este país, la ausencia general de los libros fundamentales de Larrea (salvo el verso, su Celestina, como él decía) en las colecciones de las editoriales españolas. Muchos de sus escritos fundamentales no han sido nunca reeditados.

Hereje entre herejes, poeta y poema, Larrea es el caso más singular y señero de la poesía española del siglo XX. Y este país se permite olvidarlo (le conviene olvidarlo, de hecho, les conviene olvidarlo y enterrarlo a todas las sectas -religiosas y ateas, de 'izquierdas' y derechas-. Su milenarismo revolucionario, su visión poética de la historia y los actos humanos, su creencia en el automatismo del todo, en la necesidad de un sentido -teleológico, final: reino del espíritu más allá de Roma (la ramera de Roma, la Iglesia Católica), más allá de los tristes confines del yo individual que caracteriza la conciencia burguesa. Ahora que la reacción (católica, ultracatólica) vuelve a tomar las calles de la Madre-Madrid, no está de más releer la interpretación de Larrea, que aúna en su visión de la Poesía, arte, religión e historia en sus momentos más clarificadores.

Abolir este yo fruto de la propaganda y el adoctrinamiento social reinante, superar el individuo y sus límites, la individualidad, he ahí una de las grandes aportaciones de Larrea a la libre creación.
Su experiencia alumbra senderos que antes nadie había transitado )






. fragmentos de Rendición de espíritu (Introducción a un mundo nuevo)



"Y en efecto, en 1931, la institución política en que había tomado cuerpo la España antigua, la monarquía afirmadora de la unidad nacional en oposición a la unidad universal, se derrumba sin violencia, por su propio peso, como se desprenden los frutos maduros (...). Este acontecimiento y la instauración del régimen republicano resonó tan profundamente en la entraña del pueblo español, hizo vibrar en él tan esenciales cuerdas, que la explosión de júbilo general a que dio motivo no admite comparación con ninguna otra memorada en la península. Un mundo nuevo, de carácter eminentemente popular, abría para la masa ciudadana y para cuantos individuos, desamparados por el sistema, encarnaban la necesidad transformatoria de la vida, mil oscuras e inconmensurables promesas (13)


"La condición de víctima está realizada triplemente en el caso de España por la presencia de vascos y catalanes junto a los castellanos. En los vascos esa condición adquiere aspectos particularmente visibles y en ellos y en los catalanes se muestra en relación directa con el lenguaje, con el principio humano universal, el Verbo" (16)

"La cristiandad posee desde entonces [siglo XII] tres ciudadess de carácter religioso y dinamismo peregrinante, tres focos sociales diferenciados: uno al oriente, otra en el centro o cenit, la tercera en el extremo occidente [del mundo antiguo] (...). Ahora bien, si Roma, dueña absoluta del presente, reina sobre el lapso de tiempo en que se dilata el ciclo cultural que determina su existencia, y su Jerusalem designa incostestablemente el pasado, el punto de origen de ese mundo o entidad cultural, ¿qué puede significar dentro de un lenguaje rudimentario, formulado en alusiones y elementales sobreentendidos, esa tercera ciudad embrionaria situada en el extremo de la ruta solar, si no es el futuro, el natural y luminoso punto de destino de ese ciclo? Si la primera se enclava en los dominios del Padre, al oriente, de donde el sol procede -Asia-, y si la segunda marca el cenit en el centro del mundo del Hijo -Europa-, ¿qué puede indidar la tercera ciudad si no es el futuro mundo del Espíritu a donde la luz se dirige cuándo en los otros lugates se espesan las tinieblas? ¿Qué, por tanto, sino América?" (28)

"Sólo la aparición del tercer elemento puede resolver en definitiva el antagonismo virulento consustancial al mundo de la dualidad; consustancial por cuanto que la ausencia del tercer elemento regulador implica que la esencia dinámica del universo, al no estar establecido el trifásico ciclo rotatorio, se traduzca en lucha constante entre los dos términos situados en oposición continua y a menudo violenta. De aquí que la guerra sea inherente a ese mundo, así como que con él acabe" (32).

"¿Podrá repugnar, por otra parte, que la vida histórica, correspondiente a un grado de conciencia insuficientemente desarrollado, se vista de imágenes como los sueños, puesto que como en ellos, existe una realidad reprimida que no puede manifestarse sino de modo metafórico o indirecto?" (33).

"... sea permitido subrayar la extrema riqueza de esta síntesis poética integrada por elementos de toda suerte y de carácter prácticamente universal: objetivos, subjetivos, históricos, legendarios, geográficos, cósmicos, filosóficos, teológicos, engranándose armónicamente dentro de un único orden poético, en movimiento y, en verdad, maravilloso. ¿Podría ser otro el modo de dar testimonio fehaciente de la realidad universal? ¿No nos hallamos acaso en plena poesía, en plena dimensión creadora? ¿No es significativo a este respecto que prácticamente todos los poeta de España y de América se encontraran junto al pueblo español en su cruento sacrificio? ¿Podría haber dejado de ser así?
Mundo nuevo, conciencia nueva". (40)

"La idea de que nada existe más allá morirá en cuanto se compruebe que ese más allá existe" (43)

"Los sucesos ocurridos en España pueden, por su magnitud, corresponder a ese antagonismo decisivo. Tanto más cuanto que el Viejo Mundo en su integridad se ha visto obligado a violar mortalmente todos sus principios morales, para tronchar el impetu aascensional hacia su más allá del pueblo de España" (43)

"Que ese mundo popular, nuevo, corresponde al más allá de Roma lo evidencia Roma misma al entrar su fuerza en inmediatas funciones hostiles. Las clases material o espiritualmente privilegiadas, correspondientes al esquema político del mundo romano, tenían ante sí dos caminos: o comprender la realidad de lo que sucedía en su patria, acatar la voluntad de su pueblo y prestarse sin reservas a una colaboración evolutiva, o desentenderse de sus propios principios, permanecer de espaldas a las promesas de beneficio general latentes en aquellos sucesos y, llevada por sus instintos particulares, entrar en premeditaciones ocultas. El instinto de conservación prendido en el ansia material de poseer, de dominar -entidades apátridas- acaba por imponer su ceguera. En la sombra permanecen seguramente gran número de hechos importantes. Mas los que han trascendido a la conciencia pública bastan para revelar auténticamente el verdadero carácter de lo sucedido. Así es patente que José Antonio Primo de Rivera entró, a principios de 1934, en tratos con Mussolini y, a su dictado romano, fundó Falange" (45).

"En el reino del Verbo, la palabra Roma, ciudad de la fuerza, es la inversión expresa y literal del AMOR". (47)

"¿Y qué otra cosa es el fenómeno religioso, con sus complejas alegorías, si no una especie de sueño colectivo en el que lo impersonal se manifiesta a través de lo personal que lo reprime" (58).

"Si Pedro, la Iglesia, cuano seguía a Jesús vio venir detrás de sí a Juan, es porque en ese apólogo trascendente se le asigna el oficio histórico de precursor del discipulo amado de Jesús, es decir, del más allá de Roma: del Amor" (69)

"Es la Iglesia una institución temporal correspondiente a la realidad subjetiva de una época creadora y cuyo destino inmediato es, como el de una esclusa que se llena, conducir a un estado o época de superación, elevar al hombre desde un modo de ser hasta otro modo de ser. Mientras ella subsiste, la superación es irrealizable" (70).

"Para el contemplador neutro, desapasionado, la vejez, la decadencia espiritual de la Iglesia Católica se halla fuera de discusión" (72).

"¿qué representa Juan, el apóstol del Verbo? En primer término la luz, los ojos abiertos a la visión intelectual o sea la verdadera espiritualidad" (79).

"El cataclismo exterminador del fin [apocalipsis] no corresponde en su expresión entera a un fenómeno materialmente objetivo, sino a una realidad subjetiva, error debido a la confusión natural operada entre el fin del ciclo humano de un periodo histórico y el fin del planeta" (88).

"El otro mundo es este mundo después de operados en él los cambios profundos que han de modificar su fisonomía con el acompañamiento natural de las violentas luchas que tal cosa supone" (id).

"la idea de yo es producto de una ilusión, de un espejismo inherente a una etada de la evolución de la conciencia" (89).

"a la pregunta: ¿quién es el Verbo? fuera necesario responder: Nadie, porque, traspuesto el mundo de las personificaciones, el Verbo no es una persona sino una realidad objetiva" (93).

"para que esta realidad intelectual de orden colectivo y universal se haga efectiva es necesaria la realización de la ciudad, la esposa del cordero según el Apocalipsis, es decir, que un nuevo sistema social en calidad de instrumiento haga posible la realidad histórica de ese alto reino tan apetecido por tantas generaciones de hombre como con sus actos y sus huesos abonaron la Tierra" (97).

"Todos los hombres sin excepción son esclavos pues que todos viven dentro de un sistema de inconsciencia generalizada" (110).

"La misma monstruosidad del porvenir a donde el progreso conduce obligará al ser humano, sirviéndose precisamente de los medios aportados por el progreso, a buscar una solución al inmemorial conflicto. Hoy mismo, para el individuo que piensa libremente, mejor, para aquel en quien el pensamiento se produce con independencia de los egoismo dl instrumento pensante, aparece evidente la necesidad de una transformación profunda de cuanto le rodea" (117).

"a través de constantes decepciones el esfuerzo ha sido hecho, como lo hace el buey tirando de la carreta" (125)

"No había movimiento posible sino con el espejismo que acerca ilusoriamente las cosas lejanas" (id).

"No es la historia un elemento inerte en que el hombre se mueve según su libre albedrío" (126)

"El triundo de la verdadera espiritualidad sólo podrá lograrse mediante la previa disposición de la materialidad con arreglo a un propósito espiritual". (id)

"Así pues, la ciudad, el organismo económico-social, se afirma como polo generador complementario del Hombre. (...) Ciudad expresamente sin templo" (127).

"La era de Pedro con su carácter absoluto -individual o estatal- amenaza ruina. (...) Dos épocas se disputan antitéticamente la propiedad de lo absoluto, la individual y la colectiva" (129)

"De esta suerte el pueblo español ha encarnado el Cristo colectivo, que bajo un ideal de paz, en una visión de paz. ja dado su vida e ciudad en defensa del Bien y de la Justicia humanas".

"Con él [Cristo] se inaugura oficialmente la tenebrosa época del individualismo cristiano (...). Ese yo trascendente de los primeros tiempos cristianos ha venido a parar en un egoismo sin freno que por lo común se reduce a un deseo menudo de distinción social y auna oquedad donde anidan virulentamente los instintos de posesión y de dominio" (131).

"Los dos seculares fueros, el interior o individual y el exterior o político, se identifican en una excelsa razón" (133).

"Si el Cristo de la tesis es víctima, el Anticristo ha de ser verdugo. La víctima de este verdugo anticristiano debe ncarnarse en aquello que aparecía reprimido en la tesis, esto es, debe poseer naturaleza plural preparando el advenimiento de la síntesis que no puede ser otra cosa que el triunfo del espíritu de la tesis en el plano antitético o colectivo, de serte que la antinomia materia-espíritu se resuelva en lo universal" (148)

"Así pues, la Vida, al elaborarse a través de todas las cosas -históricamente a través de la particular inconsciencia de todos los individuos-, no puede ser obra de nadie sino de ella misma, de su absoluto cuya esencia es el movimiento, la Creación permanente: es pues automática".(161)

"la Historia ha sido elaborada a través del hombre -mecanismo corporal y mecanismo psíquico- mas no como resultado de una voluntad radicada en él mismo" (162).

"Cuanto se ve a través de una cerradura tiene contorno de cerradura. Cuanto la conciencia ve a través de la forma de individuo tien, como la sombra, forma de individuo". (164)

"Hombre y Dios, Hacedor y criatura han de morir entonces para que el Objeto sea" (175).

"En este punto puede decirse que empieza la gran aventura poética que solicita hoy al individuo. No subjetiva solo, no contemplativa. Ni objetiva sólo. Sino a horcajadas sobre las dos vertientes, donde salta la chispa de su reciprocidad, y en la dirección precisa del mundo nuevo donde amanece por fin el Ser humano" (177).

"Una verdad de esta naturaleza no puede pertenecer a nadie sino en la medida exacta de su coeficiente erróneo. Porque la verdad es en sí y el error corresponde a la insuficiencia del instrumento que la percibe". (197).

"importa aquí recalcar cómo hasta quienes piensan omnipotentemente que la poesía constituye una modalidad literaria al servicio del absoluto político, obedecen, sin saberlo, en sueños -un recuerdo para Maiakovski- a una auténtica realidad poética" (232).

"En el plano social, un grupo, una casta, una clase que domina a las demás, el nosotros de los opresores, no es sino la afirmación plural del yo" (II, 15).

"sin saldar los conflictos pendientes, no puede haber revolución entera" (II, 28).

"No se engañaban quienes pretendían que la guerra civil españolan era una guerra de religión. Era la guerra de la religión católica, apostólica, romana, contra su superación natural: la Poesía" (II, 89):

"La Poesía ha de alcanzar su plenitud, el Amor su reino". (II, 136).

"Hacia el futuro luminoso, ¡adelante siempre!" (II, 286).

"[últimas palabras del libro, II, 311] Porque al morir del Occidente -y con él el absoluto tenebroso de su Yo- corresponde un despertad de la celeste verdad del Nuevo Mundo, un disolverse definitivo en la extensión de la última, de la universal Palabra:

A M O R.



  SOBRE (y contra) EL ARTE
ENLACES - links y referencias
NOTAS de filología (propia y ajena)
ESTAMPAS - de artistas y poetas (figura y representación)
ESTUDIOS - crítica literaria - crítica textual (Carlos León Liquete)
ESTÉTICA
 
  ESTAMPAS - de artistas y poetas (figura y representación)
MOHOLY-NAGY
La no estampa (ARTHUR RIMBAUD)
JUSTO ALEJO
Fragmentos de Rendición de Espíritu de JUAN LARREA
Agustín GÓMEZ ARCOS
OCTAVIO PAZ, siempre en la memoria




    
INICIO MAPA

NADA vale NADA. Es un regalo - 2018 PAGINA DE NADIE  
Email: alambrenlacintura@hotmail.com