P R E S E N T A C I Ó N    P o e s í a (de Carlos León Liquete)    SOBRE (y contra) EL ARTE     P O e S í A v I S u A L     J e s ú s B u e n o    de N A D I E (Punk)    COLABORACIONES - Amigos    Actualidad    c o n t a c t o   

La PÁGINA de
N A D I E
La no estampa (ARTHUR RIMBAUD)



[No voy a escribir una reseña de informaciones sobre Arthur Rimbaud, autor ultraconocido y citado por gentes de diversa condición. Solo vengo a dejar uno de sus textos fundamentales y unas breves palabras contra (y por) el mito de Rimbaud.]





CONTRA RIMBAUD

 



"Funcionarios, escribanos:
autor, creador,
poeta,
¡nunca existió tal hombre!"





La poesía de Rimbaud siempre ha despertado una admiración sin igual:

desde la flor de la edad en que fuera leido en los labios de Verlaine,

hasta su mítica incursión en la guerra social que se libraba en las barricadas del París de la Comuna,

desde la ebriedad del barco en que vivían su corazón y su espíritu,

hasta el abandono temprano, voluntario, razonado, de la poesía

en las seminales CARTAS DEL VIDENTE  que anticiparon posteriores abandonos igualmente geniales

(Juan Larrea leía estas cartas en París antes de embarcar hacia Perú

para encontrar su camino de viento entre la tierra y el cielo y abandonar,

también tempranamente, la escritura poética en verso en el año 1931;

años después el poeta Jaime Gil de Biedma bebería de la intuición larreana

para hacerse parte de esta comunidad de poetas que abandonan su oficio voluntariamente:


                 
                    "Toda poesía antigua desemboca en la poesía griega, Vida".




Esta actitud (que está detrás - y es razón intrínseca - 
de la 'Estética' de Adorno)

es parte fundamental de las vanguardias,

aunque pocos fueran los que la siguieron consecuentemente hasta el final,

cerrando oídos a los cantos de sirena de la literatura (ay Breton, litterature).

Pocos, pero vitales síntomas de su época: Rimbaud, Cravan, Larrea...



el recuerdo de estos nombres dice mucho sobre la importancia del abandono

temprano del oficio del verso en las vanguardias llamadas históricas.

Que muchos otros en los últimos tiempos se lo hayan planteado

(aunque sea en la forma temporal de aquella huelga de arte del cambio de siglo;

o de modo realmente internso y desgarrador como la llorada poeta argentina Alexandra Pizarnik

o, con más frivolidad, ese abandono temprano del verso de ciertos contemporáneos

que conciben la poesía como "explosión de romanticismo y expresividad"

- la famosa definición del manual de la ESO: la poesía expresa sentimientos-

con una comprensión digamos adolescente del hecho poético)

nada tienen que ver con el abandono consciente de la escritura poética

de un Rimbaud o un Larrea

que se injerta en una idea central de los revolucionarios estéticos y políticos:

la liberación de las facultades humanas: artísticas, creativas y científicas,

será obra del rechazo y abandono completo del método, el contenido y el oficio del artista burgués,

esas profesiones liberales en que han convertido "las artes".




La Poesía es. Sin ella no es vida la vida. La Vida no es sin ella.

Y por ello, abandonar el verso en el momento justo

(cuando "el poeta" sabe ya de su alma entera y el cultivo de esta deja de ser

un canal del fluir de la Vida -viento, verbo y vida- a su través)

 significa un paso revolucionario hacia lo que Rimbaud denominara la videncia.





El aspecto "mágico" de la videncia poética asocia esta actitud a la integración

dialéctica de los modos hegelianos del conocimiento:

ciencia, arte y religión son superados e integrados en un sistema superior de conocimiento

por el poeta-vidente, ese después del poeta-escritor que se consigue

al desnudarse por completo ( en costume de feuilles mortes ).

El poeta ve y canta, pero no llega a estar aún enloquecido

("enloquecido, acabará perdiendo la inteligencia de sus visiones")

de esa locura que implica el revés de la normalidad-supervivencia en la sociedad (post) industrial:

videncia y locura sagrada (cuando lo sacro es lo propio del mundo y del hombre en sí,

y el dios es solo la palabra que en otros tiempos usaban

para explicar lo inconcebible, el absoluto todo en movimiento,

ese perpetuo -ordenado y azaroso- movimiento de la Vida).


Pero la mitificación del paso (que solo será de verdad en quien realmente deba darlo),

del abandono voluntario de la poesía en verso como forma de "entrar en Poesía"

(en palabras de Larrea), con la consiguiente identificación de la poesía con la Vida,

solo ha llevado al desastre total a aquellos que comprenden todo a medias

y procuran hacer de lo demás su marco.

La videncia, sin embargo, solo es posible cuando todo es visión (y no hay marco).





"El poeta se hace vidente por un largo, inmenso y razonado desarreglo de los sentidos".

Y en la locura poética la visión y la vida son una con él.

Pero no todo poeta (debe) puede alucinarse en raras ondas de cristales fáciles de romper

(en esta sociedad de múltiples esquinas).

Es lo objetivo (que supera dialéctivamente a lo objetivo primero y a su antítesis subjetiva),

como era el objeto-hombre particular en la cuestión del abandono,

lo que provoca y permite encontrar ese punto donde el poeta se es

como es:  si poeta-profeta será  León,   si vidente Arturo, brutal hacedor del verso

(Rubén o Jorge), si visionario y fundador de mundos, será Juan.





"Vuelvo a tomar el hilo: el poeta es, pues, robador de fuego"... sí, pero

también "trabajador" que escucha el viento, la palabra y la vida,

que escucha y canta a aquello que nos piensa

("Nos equivocamos al decir: yo pienso, deberíamos decir me piensan").





Así, para mí y ahora,    como para Rimbaud entonces,


ahora    que escribo
esta (anti)estampa sobre el poeta francés de la Vida

y su papel fundacional en ciertas actitudes de la vanguardia,




AHORA me impregno más de lo que ya sabía y asisto

al parto de este pensamiento que no es en absoluto mío

(solo las palabras que le sirven de conducto puedo aún decirlas mías,

mientras puedo borrar y corregir, pero esta propiedad efímera terminará

en el instante en el que tú -mi primer tú, segundo tú, cualquiera tú-

lo leas apropiándote su forma y su sentido).





'¡  V e n d r á   e l   m o m e n t o   d e l   l e n g u a j e   u n i v e r s a l  !'




Carlos Leónliquete, 24 de septiembre de 2011,
1: 54 de la madrugada y horas después



 

Enlaces a textos y otras de Rimbaud en su idioma original:







 

 











  SOBRE (y contra) EL ARTE
ENLACES - links y referencias
NOTAS de filología (propia y ajena)
ESTAMPAS - de artistas y poetas (figura y representación)
ESTUDIOS - crítica literaria - crítica textual (Carlos León Liquete)
ESTÉTICA
 
  ESTAMPAS - de artistas y poetas (figura y representación)
MOHOLY-NAGY
La no estampa (ARTHUR RIMBAUD)
JUSTO ALEJO
Fragmentos de Rendición de Espíritu de JUAN LARREA
Agustín GÓMEZ ARCOS
OCTAVIO PAZ, siempre en la memoria




    
INICIO MAPA

NADA vale NADA. Es un regalo - 2018 PAGINA DE NADIE  
Email: alambrenlacintura@hotmail.com