P R E S E N T A C I Ó N    P o e s í a (de Carlos León Liquete)    SOBRE (y contra) EL ARTE     P O e S í A v I S u A L     J e s ú s B u e n o    de N A D I E (Punk)    COLABORACIONES - Amigos    Actualidad    c o n t a c t o   

La PÁGINA de
N A D I E
A.diario



Marzo 1999.

 

Hay varias posibilidades para todo esto.

Porque hay, tiene que haber, un fin

de este momento presente, que viene

de ese otro tiempo del pasado.

 

 

El cuento más breve del mundo, me han dicho esta tarde, era como sigue:

“Y cuando desperté estaban allí los dinosaurios”

Tanto puede ser el principio como el fin. Lo importante es que implica un cambio.

La absorción del alma o el espíritu que se conciencia de sí mismo es algo semejante, las partes se vuelven todo (todo en sus partes) y sólo el todo amorfo sobrevive para volver a engendrar otras formas de vida.

 

* * *

 

Está lloviendo. El entorno en que me muevo parece resquebrajarse sin sentido. Y ahora no es la lluvia, son los otros, vivos, que he conocido y tratado durante tiempo y que, por alguna razón que no puede simplificarse a uno o todos (individuos frente a sociedad o sistema), van cayendo en un abismo del que la salida es improbable. La culpa es de todos (sabiendo que nunca es una cuestión de “culpas”) pero no hay un único culpable (ni siquiera colectivo). Esta forma (degeneración) de vida convierte a muchas personas en objetos que esperan. A que alguien los limpie, a caer sin remedio y romperse en choques bruscos, rápidos contra el suelo. Esperar una seguridad hipotética que en realidad no existe o si existe es como parte indisociable de la inseguridad que supone el hecho de estar vivos. Sólo un hilo nos mantiene aquí, en espera de la muerte.

 * * *

 

Que alguien no me crea cuando digo la verdad es lo que más me altera. Me vuelve un loco.

* * *

 

La identificación del advenimiento del Espíritu con su conciencia es algo paralelo al estudio de la historia humana como un conjunto de signos. Su intelección progresiva es su conciencia (pero hace falta no ya entender los signos, sino entenderlos para superarlos y entender la realidad por lo que es: el pensamiento simbólico nos pertenece, a la realidad le es totalmente extraño).

[Post-scriptum: hablo, evidentemente, en sentido histórico. Los ateos no creemos en el “espíritu” como algo ajeno a nosotros, hombres: una conciencia universal que representa la existencia íntima de la humanidad]

* * *

 

La duda se hace carne y habita en mi cerebro. Llamas.

* * *

 

¡Contenido, forma, escucha!

* * *

 

Un milagro (o un hecho esotérico, azaroso que pudiera pasar por tal vocablo), para serlo, habría de repetirse al menos en dos ocasiones. Si no es casualidad, causalidad.

* * *

 

Larrea (ame-odie).

Una de las grandes derrotas de todos aquellos que se sirven de la palabra para expresar el pensamiento (más que la existencia o la experiencia aunque a veces también) es la tradicional oposición existente en la forma de definir las cosas.

Dicen que no se puede concebir el ser sin el no-ser. Pero el no-ser se concibe, en principio, por la negación del ser. Luego la base sería SER. Ambos residen en él (sí-ser, no-ser). El ser debería significar tanto el no como el sí y solucionaríamos ese problema de opuestos, opuestos en la concepción, que no se oponen necesariamente en la realidad (¿acaso el vacío “no es”?).

Es inconcebible la simultaneidad de esos dos momentos, porque la misma realidad del ser hace que sea y que no pueda no-ser.


SÍ - SER

         SER                                               Lo que (no) es.   

  NO – SER

 

* * *

 

La “guerra” entre España y EE.UU en 1898 es la última puerta que tuvo que abrir el “nuevo mundo” en su momento: la edad moderna en un sentido amplio. Después del parlamentarismo, de la revolución burguesa y la industrial, de que el poder político pasase por distintos países europeos sin establecerse plenamente (Francia, Prusia, Inglaterra), la guerra entre ambos países supone el salto del poder de la más vieja Europa (aquellos restos del imperio) a la nueva y floreciente América (del Norte).

La primera guerra mundial es la indefinición de los países europeos que todavía creen que el poder estaba en el viejo continente. La segunda guerra mundial es el apocalíptico intento de una parte de Europa por volver a controlar el mundo, al que se suma el Japón, intentando que el salto sea más atrás o vaya todavía más hacia delante.

Y ¿por qué España que ya no pintaba nada en ese instante en el panorama internacional? Porque gobernó América durante muchos años después de que ella misma la redescubriese, porque es la lengua un lazo que ni siquiera rompen las armas, porque el sol no se ponía en sus fronteras –y era símbolo- igual que la Cocacola se bebe en todos los confines del globo y más allá.

23 de mayo de 1999.

[Post-scriptum: Recomiendo la lectura de La crítica de la inteligencia alemana de Hugo Ball y de alguno de esos libros “religiosos” de Larrea].

* * *

 

El arte se ha hecho objeto-mercancía de tal modo que ha llegado a ser algo irrisorio. ¿qué fin persiguen hoy en día los que a sí mismo se llaman artistas? El dinero, la fama, quizás “la gloria” ¿para qué sirve eso? pregunténselo a ellos, yo ya no soy artista.

Escribo sin un fin consciente (¡quién conoce bien el inconsciente! Seguramente en él, alguno de los fines dichos, o algún otro tan ridículo como ellos, tenga un sitio preeminente sin mi concurso). Sí, tengo un fin: yo, pero con otros. Leer mis versos en las plazas y en las calles, pintar paredes, llenarlas de color. Vivir la vida.

* * *

 

Todo es materia que se combina a su antojo con azar destinado (corrigiendo con convencimiento pero sin confianza esta afirmación: “si todo fuese físico, si todo fuese el cuerpo, seríamos piedras y no hombres o animales vivos”).

* * *

 

Toda una historia literaria está muriendo. Parece que tocase a muerte el siglo y que todos aquellos que aun quedan o quedaban y han representado la literatura de este, estén cayendo poco a poco, volviéndose nombres y olvido. Todo confirma que el siglo XX toca a su fin, ya no sólo en número sino en su realidad. Se abre una nueva época en la que aún perduran pasados que pronto serán destituidos de sus puestos por otros. Siempre hay epígonos, supervivientes de su tiempo que, por lo general, no aportan nada o mucho nuevo. Sólo su presencia viva como muro que saltar o derribar para llegar a ese lugar que no nos pertenece (que nunca nos ha pertenecido).

29 de marzo. 1999

* * *

 

También hay sueños que son sólo recuerdos unidos, asociaciones de hechos e imágenes vistas y acaecidas que se superponen sin más, sin significar un deseo o una limpieza para el cuerpo. Sueños que se viven como espectador de lo ya hecho – por uno mismo o por otros- que cambia de manos.

3 de abril.

* * *

 

La poesía debe alejarse de la filosofía cuando esta le corta las alas. Acercarse a ella cuando es la realidad la que las ha cortado, encadenado, roto. Para salvar la realidad “podrida” no hay otra forma que oponer una especie de sistema asistemático, a todos los niveles, y es ahí donde filosofía y poesía se hacen una, donde ambas pueden fundamentar una unión indisoluble: en el pensamiento crítico de la realidad. Si esta llegase a cambiar ambas se separarían (una canta, la otra analiza, entiende, mejora)... luego, ambas pueden volver a unirse en su realización, pero el tiempo, el mundo, ha de ser Otro.

5 de abril

* * *

 

Ciertamente, es la gente la que en sí lleva la máxima carga de arte y realidad, de poesía viva, pero, hoy por hoy, lo que antes era gente sin más, pueblo llano, se cree con el poder del dinero –en cierto modo- y no quiere ser lo que es, ya no se siente pueblo, sino clase media (porque el proletariado sólo queda en ciertos reductos ideológica o conscientemente activos) o, peor, pequeños burgueses que se creen “la esencia del pueblo”. ¿Cómo buscar la poesía en un sofá de cuero? (¡Rajándole! Me grita el cerebro mientras reescribo). Lo único que se puede buscar en él son los restos de sangre.

6 de abril.

* * *

 

Soy pueblo. Mi voz también lo es aunque los libros me encarcelen.

[Post-scriptum –a diez años vista-: como proletario sólo entiendo un pueblo limpio de curas y burgueses. De todos modos, es una categoría caducante].

* * *

 

Dios no existe. Si acaso es sustancia o son sustancias, todo, que se pueden llamar así como de cualquier otra forma. A mi me gusta “uni-verso” (un solo verso desde el principio sin principio hasta donde no hay final ni se conoce). Todo se sigue a sí mismo y continúa. Las sustancias son eternas. Nosotros, terrestres y humanos, somos lo que somos, finitos, y existimos –más, vivimos- simplemente. Pero eso no, quizás, para que ciertas “doctrinas” tengan eco en nosotros. Nuestra fuerza unida es sobrehumana (y es la única divinidad real y viva que puedo contemplar). Todos juntos, con el azar y las causas, podemos derrumbar el viejo mundo agonizante (¡tantos siglos de dominación humana, en vez de comprensión y vida en compañía de los otros!). Apocalipsis humano porque el hombre quiere; paraíso terrestre porque allí, nosotros y ello, todo y los otros, vivimos en paz y armonía o, mejor... vivimos finalmente.

Ah! Días de mundo insignificante que nunca concluye.

14 de abril.

* * *

 

Identificar la ausencia de signos con dios es un contrasentido. Él es el signo máximo (símbolo) de la creación humana, el que lo encierra todo (en su principio y en su fin, en desarrollo y en estancia quieta). Además, para el hombre, la ausencia de signos no es posible. Su ausencia o la idea o estado que con ese sintagma se quiera comunicar son ya un signo, otro signo.

15 de abril.

* * *

 

No debieran trabajar las personas sino los espacios dedicados a tal fin (la producción) y que cada cual fuera y cogiera de un modo lógico lo que necesitase. La responsabilidad (como parte indisociable de la libertad personal) es una de las claves. Habrá otras.

* * *

 

Mediocracia, dijo Ruben. Ahí estamos.

* * *

 

La imagen en el cerebro ha sido más rápida que el ojo (ante el espejo).

* * *

 

“La vista deforma la visión. Así, parados en el nacimiento de dos raíles, los vemos converger en el horizonte cuando no dejan de ser paralelos”.

* * *

 

A veces pienso que unos hombres determinados achacan ciertas características a la humanidad por lo que ellos son: “el hombre tiene necesidad de interpretar toda realidad que se le presenta” ¿qué hombre? El hombre imagina, tú preguntas, yo escribe, otro sueña y otro, simplemente, olvida (la imagen) sin mirar si eran perros o nubes lo que llovía en sueños.

* * *

 

Dejo que venza el olvido porque casi nada me satisface.

 

23 de abril,

Valladolid, Castilla.

 

[FIN DE LA PRIMERA PARTE.

A.diario (II)]


 


<< Atrás -
  P o e s í a (de Carlos León Liquete)
Libros de poesía (completos)
Poemas sueltos
Traducciones
L a i s
Prosas
Lectura y discurso
Avantgarde : poética, estética, poesía.
Otros poemas sueltos
DE ESTA POESÍA y sus desechos (bio - biblio - grafía de Carlos Leónliquete)
 
  Prosas
SÓLO DECIR (Fragmento primero)
A.diario
Prosas de otro tiempo
AHOGADO por la pasión
El cuerpo derramado

    
INICIO MAPA

NADA vale NADA. Es un regalo - 2018 PAGINA DE NADIE  
Email: alambrenlacintura@hotmail.com