P R E S E N T A C I Ó N    P o e s í a (de Carlos León Liquete)    SOBRE (y contra) EL ARTE     P O e S í A v I S u A L     J e s ú s B u e n o    de N A D I E (Punk)    COLABORACIONES - Amigos    Actualidad    c o n t a c t o   

La PÁGINA de
N A D I E
Del libro HACIENDO CONSCIENTE LA PROPIA ENFERMEDAD

        



             I


 

El humo anula nuestra propia percepción

del amigo. Su nombre: Carlos, y sus versos,

los de la araña quieta siempre a nuestro lado.



Que vayan cayendo y que los vea nadie.

Y sin recuerdo alguno. Palabras de fiebre

sumergida, oculta flor para el agua

mustia, hasta el morir, sin huella,

como el lamento que recubre

los brazos del sentido.

 



 

            II


 

Lo que se desplaza es la inversión del pensamiento.

Lo que vibra, hacia un afuera sin número, vibra

como sueño, condensa piedra y agua en uno;

mientras, el pozo se conciencia de sí, retoma

lo perdido; especulación sincera que lo cubre

de sus más íntimas miserias.

 




            III


 

La infancia puede alargarse

hasta el infinito

que acaba en nosotros,

como imagen del juego.

Pero es su realidad

penosa y no compensa

la emoción. La pérdida

de un sentido que no hay;

como el infanticidio

cotidiano

de los hombres.

 



                                                                                    [Parte primera, “Jardín”]



 

 


 

 

                           C A N T O    D E    S O L

 



                                                                   


 

 

    Al despuntar las primeras luces del alba,

el sol, abrazado a sí mismo por el frío,

tiene la intensidad de los gritos o la risa

de los pequeños hombres, niños, cuando nacen.

Se mueve con destreza, pero su calor

no llena plenamente este vacío ajeno,

de la noche.


Sus primeras palabras son contra la escarcha,

el hielo, contra la casualidad de astros

que atenaza su voz. Poco a poco, levanta

la mirada, calentando rostro y manos.

Los días de niebla, parece oculto y débil,

y sin embargo está su luz, para nosotros,

atravesando la bella red del agua

que asola la intención. Sólo entonces, sol

del nosotros, frente a su olvido consciente

y su albedrío azaroso de invierno.

Con el tiempo, si los días son propicios,

las nubes obscenas permiten que sintamos

su calor, con todos los sentidos del cuerpo.

Su voz es tan fuerte que nadie la acompaña.

Sólo la sombra nos permite hablar de él,

con él, con todos.

Su tranquilidad aparente es un volcán

que con el tiempo se oscurece. Como todo

lo vivo todo se muere. Ni siquiera él

está ausente del tiempo. Su tiempo es distinto,

y otro, como el de aquellos hombres y mujeres

que grabaron su voz, mueca insignificante

de una más larga historia.

El ocaso, en vez de hacernos triste la partida,

nos da sabor, todo es tranquilo, y su mirada,

tenue ya, resulta tan hermosa

como lo no mirado ni entrevisto.

La visión de su diario final,

debilidad en la grandeza,

devuelve al sol, su historia,

su sentido, al otro tiempo.

Y la imagen audaz de lo oscuro

que viene, es incapaz de desterrar

de nuestros ojos

las vueltas del color,

los tonos innombrables

que el sol, en su persona,

nos deja para ver

como tranquila

realidad

del sueño.


 

                                                                                              [s/n, "Canto de sol"]

 



 

 

Luna y sol y estrellas

corriendo por los últimos senderos de la noche, partidos, como espátulas huecas que se deshacen poco a poco, buscando, para no conformarse con lo visto, una nueva salida al siempre posible laberinto de los hechos.

La vida como una red que atrapa

y sustituye la única vocación de nadie.






                                  [última parte, “El samovar hierve en la mesa de encina”]





  P o e s í a (de Carlos León Liquete)
Libros de poesía (completos)
Poemas sueltos
Traducciones
L a i s
Prosas
Lectura y discurso
Avantgarde : poética, estética, poesía.
Otros poemas sueltos
DE ESTA POESÍA y sus desechos (bio - biblio - grafía de Carlos Leónliquete)
 
  Poemas sueltos
Del libro HACIENDO CONSCIENTE LA PROPIA ENFERMEDAD
Un par de poemas de OLVIDANDO LAS PALABRAS
Poemas del CANCIONERO APÓCRIFO del Archivero de Cantauria (con unas coplas de nadie)
POEMAS DE PREGUERRA
Escrito en el CUADERNO DEL AHORCADO
Poemas de ESTACIONES
Poemas de EL JARDÍN DE LAS DELICIAS
Poemas del LIBRO DE HORAS
Poemas de JOYA (o jauría)
Último poema de AHORA, YO (del 2009)

    
INICIO MAPA

NADA vale NADA. Es un regalo - 2018 PAGINA DE NADIE  
Email: alambrenlacintura@hotmail.com